El Presidente, la inversión y los resultados educativos

Publicado: 10 junio 2015 en Debate, Políticas de enseñanza

En el día de hoy, el diario El Observador (link) publica una noticia donde relata lo acontecido en el Consejo de Ministros de la ciudad de Dolores. En el subtítulo de la nota dice “El mandatario quiere que en la educación haya resultados acordes a la inversión”. Y yo me acordé que las inversiones (sean en el rubro que sean) no se miden sólo en la cantidad de dinero. Se mira muy bien las condiciones en la que se da la inversión para hacer las evaluaciones, previas y posteriores. En estos últimos años, en los que los responsables de las inversiones son los mismos que hoy exigen resultados, se elaboraron proyectos de presupuestos y rendiciones de cuentas en los que se tomaron decisiones, tales decisiones que me hicieron pensar Sr. Presidente, los resultados YA están acordes a las inversiones!”

Algunos ejemplos que me fui acordando, sobre aspectos que tienen que ver con la inversión, aunque no haya una sola cifra relativa al dinero en ellos:

1- Los discursos de varios actores jerárquicos de la educacíón, siguen sosteniendo que no es importante enseñar contenidos. Que lo que importa es que el alumno “aprenda a ser”, “aprenda a aprender”, tenga experiencias positivas de socialización. Otros indican que el eje son las “competencias”. Pero hay un desvío constante del rumbo de la enseñanza. Según estos actores, los contenidos no son importantes porque son efímeros, en estos tiempos de aceleración permanente.

2- En Enseñanza Media, se ha ido paulatinamente abandonando a los inspectores de asignaturas. Hoy hay tantos inspectores como hace 40 años atrás, con un aumento brutal de la cantidad de liceos, alumnos y docentes. El inspector, además de fiscalizar, tiene una función de apoyo a los docentes, que los profesores valoramos mucho. Además, su salario y sobre todo sus condiciones de trabajo, no son para nada atractivas. Ergo, no es en los hechos un “ascenso” en la carrera docente. Los mismos problemas salariales existen en los cargos de Dirección y Subdirección.

3- Se dilató primero y ahora se descartó la creación de la Universidad de la Educación. El status universitario es esencial porque la investigación es tan importante como la de enseñanza. Y sin status universitario no hay maestrías, doctorados, posdoctorados, intercambios con otras universidades del mundo. Y entonces, si no se investiga, no se puede avanzar eficazmente.

4- Se han creado cargos intermedios de “coordinadores”. “articuladores” o “referentes” en diferentes áreas de la enseñanza. Esos cargos que, si bien tienen definidos sus propósitos, no tienen claramente definidos los criterios de evaluación de desempeño. En general, son cargos interinos, por lo que los docentes que acceden a ellos, toman sus horas de clase, que después ceden en licencia, con todo lo que ello acarrea.

5- No hay ningún incentivo para el estudiante “común”, aquel que es respetuoso, que cumple medianamente con sus tareas, y tiene una actitud medianamente receptiva. Todos los debates, los énfasis, las energías, y hasta las exigencias administrativas son sobre los casos de los alumnos con “adecuaciones curriculares”. Ni que hablar, que no existen mecanismos´sistemáticos para que los alumnos de alto rendimiento académico del sistema público, puedan desarrollar todo su potencial.

6- Existen reglamentos de evaluación y pasaje de grado de complejidad ptolomeica.

7- Se aprueban y ponen en práctica planes experimentales en enseñanza media (2009, 2012, etc) alternativos a los planes habituales, sin criterios claros de cómo van a ser evaluados. En estos planes se indican premisas, hipótesis sobre equivalencias de aprendizaje que luego no se constatan empíricamente.

8- En varias áreas del sistema no existe una política de concursos sistemática. En las áreas artísticas en Primaria, el último fue en el siglo pasado. Para las materias del Bachillerato de Arte, nunca hubo concurso. Los concursos de Dirección e Inspección, también son esporádicos. En Formación Docente, el 90% de los profesores es interino.

Por lo tanto, Sr. Presidente, esta educación que tenemos, es producto de la inversión que se hace. O mejor dicho, de lo que se hace con la inversión, de cuales son los énfasis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s