Laboratorios de antes y de ahora

Publicado: 10 mayo 2014 en Enseñanza de la Física, PSSC

En la ciudad de la Universidad de Harvard, una de las universidades más conocidas del mundo, hace medio siglo estaba instalada la Macalaster Scientific Corporation. Esta empresa fue la fabricante del material que sugerían los experimentos del programa PSSC.

pssc

Hemos escrito otros post sobre el PSSC, uno de los emprendimientos en la enseñanza de la Física más influyentes en el mundo entero. En el Uruguay, algunos de los experimentos propuestos en ese proyecto, con el material desarrollado por Macalaster, trascendieron las generaciones: el práctico de “Cinta y Timer”, en sus diferentes versiones, ha convivido con los sensores y carritos naranjas, con la interface “Cassy” y más acá en el tiempo con el análisis de movimientos hechos con el Logger Pro o el Tracker. En algunos liceos aún están en uso esos materiales llegados en la década de 1960. Los profesores del interior del país suelen encontrarse con más asiduidad con estos kits en los laboratorios aún en estos tiempos.

Guzmán Trinidad, el profesor que desarrollo el proyecto de Fïsica con XO, me mandó las imágenes de unas fichas técnicas originales de Macalaster, con el propósito de compartirlas. Esas fichas contenían las instrucciones de ensamble y sugerencias para una óptima realización del experimento.

timer

Esas imágenes están disponibles aqui, y tienen mucho valor documental.

Por un lado, observar que los materiales en ese proyecto venían para ensamblar, en general eran de bajo costo (se replicaron algunos de ellos con materia prima “local”). Los kits de materiales que se ofrecen ahora en el mercado, son mayormente “ready to use”, a veces incluyendo reglas escolares, semicírculos o banditas elásticas vendidas como parte de la maleta de materiales. Parece que también ha ganado el marketing sobre el contenido en los que a materiales didácticos se refiere. Personalmente me gusta considerar los materiales de laboratorio, donde el profesor y el preparador conocen con detalle el funcionamiento de los aparatos, y donde la creatividad puede modificar el dispositivo original y darle otra funcíón, generando nuevos experimentos.

Por otro lado, la convicción que se puede enseñar Física con materiales de bajo costo. Tener laboratorios dignamente equipados, no implica un gasto extraordinariamente grande. Hemos convivido en estos años con dos modelos de gestión de materiales de Laboratorio. El que adherimos, que implica la figura del Profesor de Laboratorio, encargado de gestionar, confeccionar e investigar sobre las posibilidades de los materiales, junto con una provisión razonable de éstos. El otro modelo, promovido algunos años atrás, implicaba gastar más en materiales prefabricados, y eliminar (por la vía de los hechos) la figura del preparador. Si bien desde hace unos años parece ir saldándose la discusión, inclinando la balanza a favor de la importancia del preparador, no quiero dejar de plantear la existencia esta tensión, porque en las discusiones sobre educación aparecen con frecuencia los discursos que pretenden eliminar lo que a primera vista (de miope) no parece ser productivo.

Para el final, una curiosidad, como se ve hoy la calle donde estaba instalada la fábrica de Macalaster. Imagen captada en Google maps:

direcc macalaster captura google maps

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s