Criterios para un rediseño curricular. Parte II de VI

Publicado: 29 junio 2013 en Debate, Enseñanza de la Física, Políticas de enseñanza

Siguiendo con esta serie de artículos, nos centraremos en la problemática de Ciencias Físicas. En 1985, a la salida de la dictadura militar se elaboró un nuevo plan de estudios. En ese momento, se comienza a hablar de Ciclo Básico y Bachillerato como dos ciclos de 3 años, tratando de comenzar a romper con el esquema histórico de 4 años de liceo y 2 de preparatorios. En lo relacionado a la enseñanza de la Física en el Ciclo Básico, se decide que Física, como tal, se enseñe sólo en 3ro, y en 1ro y 2do, se introduce un curso de Ciencias Físicas, que indistintamente pueden dictar profesores formados en Física o en Química.

En el plan anterior, existía un curso de Física y otro de Quimica en 2do año. ¿Con el cambio se quizo comenzar por el camino de la interdisciplinariedad? ¿Se buscó propiciar las coordinaciones entre las asignaturas de ciencias?. Quizá. ¿Qué sucedió en los hechos? Los cursos fueron redactados por una combinación (una suma) más o menos fiel de los temas de los cursos del plan anterior, y así perdieron su identidad. O mejor dicho, se transformaron en un híbrido que depende del perfil del profesor que dictara el curso. Este problema se vio profundizado con la implementación del plan 1996, que propuso para 1ro y 2do, una integración de Física, Química y Biología. Una suma de temas, donde la interdisciplinariedad era forzada, cuando no inexistente. ¿Qué queda en el alumno? Poco, muy poco para la rica curiosidad que trae un alumno de 12 o 13 años.

Por ende, en el ciclo básico debiera existir las asignaturas con su perfil propio, Física, como tal en más de un año (2do y 3ro, por ejemplo). Dos años, sería un tiempo adecuado para trabajar una serie de aspectos básicos de la disciplina, tanto a nivel conceptual Y SOBRE TODO de herramientas experimentales. La pregunta que Ud. estará haciendose, es ¿en un mundo interdisciplinar vale proponer la “rigidez” de la separación en disciplinas”? La respuesta, en el siguiente párrafo.

La interdisciplinariedad a partir de la disciplina. La mente humana no está dividida en “secciones” como asignaturas enseñamos en el liceo. Eso está claro. Un modelo fue probado, y no ha dado resultado. Es el modelo de ciencias integradas en el currículo. El fracaso se puede explicar por muchas causas, pero lo cierto es que proponer un currículo de ciencias integradas, no hace otra cosa que diluirse en una suma de temas, inconexos, donde la historia escolar del docente es la que daba la tónica del curso. Si el docente es de Biologia, dará Biología, y poca cosa de otras disciplinas, y asi, lo mismo si es de Física o de Quimica. Y no se “soluciona” con cursos de actualización o de perfeccionamiento docente. Además, abordar problemas interdisciplinariamente requiere de saber mucho de la base de las disciplinas, sobre qué conocimiento pertenece a qué campo, etc. No es sólo un problema didáctico, o de “falta de docentes convencidos”. Y además, tampoco es cierto que ese enfoque sea el más natural para los alumnos.

Pero es posible otra manera de ver la interdisciplinariedad. Y es justamente a partir de la disciplina. Cuando el docente presenta los temas propios que quiere enseñar, y da ejemplos que conectan con otras disciplinas, está mostrando a sus alumnos que el conocimiento no es “aislado”, y que se relaciona con otros campos del conocimiento. Ese ejercicio, diario, frecuente, pensado, muestra a los estudiantes cuál es el camino de conectar los conocimientos. Dos ejemplos concretos, se pueden ver en (1) el libro “Introducción a la Ciencia. Primer curso de Física” de Guerra y Correa  (Montevideo, Ed. Reverté,1984). Para enseñar el concepto de gráfica en la Física, previamente presentan casos de información a través de imágenes, sobre Historia, Geografía, Biología, Química, Matemáticas. Y tienden esos puentes de forma permanente, durante todo el texto. (2) También es posible observar esta manera de concebir la interdisciplinariedad en el libro para Física de 3ro de Gustavo Klein, Montevideo. Los problemas y las preguntas, refieren a otros campos del conocimiento, y propone que amplíe determinadas informaciones con los docentes de variadas asignaturas. Entonces, el alumno sabe que está en un curso de Física, pero no aprende sólo de Física. Y aprende a ver las demás disciplinas a través de la Física, y por tanto, a valorar debidamente a todos los campos del conocimientos.

Ahora, para llegar a ese estado de situación, primero tenemos que superar algunos problemas entre algunos docentes. Por ejemplo, dejar de creer que los únicos que deben corregir la ortografía son los profesores de Español o Literatura, dejar de decir en las asambleas docentes (ATD) pedir que redacten los de Literatura, o pensar que los únicos que pueden sacar cuentas de los gastos son los profesores de Matemáticas, o que los profesores de Física somos los únicos que sabemos arreglar una portátil.

comentarios
  1. […] sobre el necesario rediseño curricular. Si bien hoy le agregaría algunos otros elementos, este post creo que sigue vigente, y tiene que ver con el necesario aporte de la Física a uno de los problemas más graves que se […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s